[]

El SMS impulsa el programa MAICA: mejora de la atención a la insuficiencia cardiaca

La insuficiencia cardíaca supone entre el 3-5% de los ingresos hospitalarios en España y tiene, además, un gran impacto sobre la calidad de vida y la mortalidad de aquellos que la padecen. Actualmente en la Región de Murcia, todos los años más del 50% de los pacientes con insuficiencia cardiaca tienen que ser atendidos por los servicios de urgencias, y a menudo ingresan en el hospital debido a descompensaciones. Además, en los próximos 25 años, se prevé que se duplique el número de ingresos hospitalarios a causa de esta enfermedad, por lo que es importante implementar soluciones que ayuden a mitigar el impacto económico y sociosanitario de la insuficiencia cardiaca sobre nuestro sistema.

 

El SMS ha puesto en marcha el programa MAICA con el que pretende mejorar la atención de los pacientes con insuficiencia cardiaca. Este programa busca la creación de un nuevo modelo de gestión regional más eficiente para el abordaje integral de estos pacientes, favoreciendo el diagnóstico y tratamiento precoz, asegurando la continuidad asistencial para mantener un control adecuado y mejorando los resultados en salud.

 

Creación de un modelo de gestión más eficiente

El SMS prevé la incorporación de la insuficiencia cardiaca como una prioridad en los Acuerdos de Gestión de 2023, lo que permitirá contar con financiación para mejorar el abordaje de este proceso.

 

El pasado mes de marzo se publicó un Ruta Asistencial de Insuficiencia Cardiaca en la que han participado profesionales de Cardiología, Medicina Interna, Medicina de Familia y Comunitaria, Urgencias, Enfermería, Farmacia y Gestión. Se trata de un documento de consenso con el que se quiere normalizar la atención a la insuficiencia cardiaca a nivel regional, mejorando la gestión y la coordinación entre niveles asistenciales, reforzando la continuidad asistencial a corto y largo plazo, y disminuyendo la necesidad de acudir al hospital por descompensaciones.

 

El apoyo de los sistemas de información y el uso de nuevas herramientas tecnológicas que permiten mejorar la comunicación entre profesionales de distintos niveles asistenciales son imprescindibles en este tipo de programas. La disponibilidad de modalidades de consulta no presencial entre los especialistas que atienden a los pacientes con insuficiencia cardiaca y la reciente incorporación de una central de electrocardiografía digital integrada (iECG) y el Sistema de imagen cardiaca IntelliSapce Cardiovascular están siendo determinantes en el avance del programa MAICA.

 

Por último, de cara a prevenir la aparición de insuficiencia cardiaca se pretenden facilitar la extensión del programa de ejercicio comunitario ACTIVA cardio y de las Unidades de Rehabilitación Cardiaca a todas las Áreas de Salud de la región.

 

Agilizar el diagnóstico y tratamiento

La insuficiencia cardiaca es una enfermedad en la que la realización de un diagnóstico precoz y preciso representan una oportunidad para instaurar el tratamiento necesario para prevenir la aparición de complicaciones graves que a menudo requieren atención hospitalaria.

 

En la Región de Murcia, gracias al proyecto CarPriMur, disponemos de un protocolo para el diagnóstico y la derivación de pacientes con insuficiencia cardiaca en Atención Primaria que funciona de forma exitosa desde finales de 2017. Se trata de un protocolo consensuado basado en la historia clínica y exploraciones complementarias como analíticas de sangre, radiografía de tórax, electrocardiograma y ecocardiograma, en el que participan médicos y enfermeras de distintas especialidades como Atención Primaria, Cardiología, Medicina Interna y Urgencias. A finales de 2018 se consiguió uno de los objetivos del programa MAICA: la estandarización de uso de un marcador muy útil en el diagnóstico de la insuficiencia cardiaca, el NTproBNP, disponible en las analíticas sanguíneas de todos los centros de Atención Primaria, lo que permite descartar de forma segura la presencia de la misma en los individuos que acuden con falta de aire y/o fatiga de origen incierto. Esto sumado a la inminente instalación de más de 30 ecocardiográfos de altas prestaciones en las consultas de Cardiología de todos los hospitales de la región nos permite ser una de las Comunidades Autónomas de España, si no la única, en disponer de todos estos medios para el diagnóstico precoz de la insuficiencia cardiaca y la instauración de tratamientos desde la primera visita médica.

 

Optimizar la continuidad asistencial: transición de cuidados y seguimiento a largo plazo.

El éxito de estos avances depende en gran medida de que seamos capaces de organizar de forma adecuada y equitativa el proceso asistencial de la insuficiencia cardiaca en nuestro medio. Una de las prioridades del programa MAICA es la creación de vías clínicas hospitalarias multidisciplinares lideradas por personal médico y de enfermería que den respuesta a estas necesidades, mejorando la atención, el pronóstico de la enfermedad y la calidad de la asistencia sanitaria. En concreto, durante los últimos años el SMS está facilitando la creación de espacios y la contratación de personal sanitario con el objetivo de poner en marcha vías clínicas de insuficiencia cardiaca en la mayoría de los hospitales, y tiene la intención de seguir haciéndolo hasta completar la totalidad de hospitales de la región. A este respecto y tal y como establecen las sociedades científicas, es absolutamente necesario disponer de un programa de seguimiento estructurado tras el alta hospitalaria, periodo este de especial vulnerabilidad, que nos permita optimizar de forma adecuada el tratamiento, ofreciendo al paciente un entorno ágil y accesible en caso de existencia de problemas o nuevas descompensaciones. Y finalmente es esencial coordinar el seguimiento más a largo plazo entre los diferentes ámbitos asistenciales, entre el hospital y Atención Primaria. Además del ya reconocido papel del médico de Atención Primaria en este proceso, el programa MAICA resalta el rol fundamental de enfermería del hospital y de Atención Primaria, que debe ser también parte activa en el seguimiento y eje central de aspectos educativos y del autocuidado en insuficiencia cardiaca. La reciente creación de un protocolo de seguimiento crónico específico para enfermería de Atención Primaria en OMI denominado Ruta ICC pretende facilitar y homogeneizar esta labor tan necesaria.

 

Fuente: carm.es

 

transparent
transparent
transparent
transparent
transparent
 
 
 
 
 
 
 
Todos los derechos reservados © Carprimur S.L